• Nicolás H. Orjuela Pava

EMISIÓN DE DEUDA ODINSA - 2020



1. Emisión de Deuda - bonos

Los bonos son instrumentos financieros que se titulan a su portador, el cual tiene derecho a recibir un flujo de dinero futuro al adquirirlos por una cantidad específica. Sus 3 grandes características abarcan su valor nominal, cupón y plazo, siendo los dos últimos el interés que paga y su tiempo de validez, respectivamente. Adicionalmente, los bonos pueden ser de pago periódico (tasa fija o variable) o de cupón cero (donde no hay pagos periódicos y el capital se paga al finalizar el periodo establecido) y existen diversos tipos tal como ordinarios, verdes, canjeables, convertibles, entre otros. Actualmente, este instrumento financiero es usado a modo de financiamiento por parte de las empresas, pues son sumamente atractivos al brindar grandes facilidades cuando se requiere levantar deuda, superiores a las que se pudieran obtener por otros medios, tal como préstamos bancarios; logrando así tasas de interés efectivas inferiores, entre otros; esto es, optimizar costo de deuda.


2. Odinsa

Odinsa es una compañía de inversiones en infraestructura del Grupo Argos. Específicamente, cuenta con concesiones viales y aeroportuarias en Ecuador, Aruba, República Dominicana y Colombia, donde en este último tiene su oficina principal (Medellín). Debido a sus labores, la empresa es un vehículo para la conectividad regional; es una fuente de desarrollo y genera conexiones estratégicas para aportar a la competitividad de las regiones, al mismo tiempo, acercando a las personas y acrecentando la cercanía entre ellas. En sus concesiones posee alrededor de seis mil colaboradores; tanto indirectos como directos, y goza de un tráfico anual de vehículos de 37.7 millones y 40 millones de pasajeros transportados en 2019. De acuerdo con sus estados financieros consolidados -debido a que la empresa recibe la mayoría de sus ingresos de sus subsidiarias- al 31 de marzo de 2020, sus activos corrientes y no corrientes componían el 21.91% y 78.09% de sus activos totales, respectivamente. De manera similar, los pasivos corrientes y no corrientes representaban el 21.17% y 70.83% de los pasivos totales. Adicionalmente, su inversión en asociadas fue de 1.2 billones COP aproximadamente y sus obligaciones financieras de 1.8 billones COP. Sus ingresos presentaron un valor de 191,807 millones COP, un EBITDA de 26,952 millones COP, para lograr una utilidad neta de 139,223 miles de COP; esto es, su resultado final. Por otra parte, su razón corriente fue de 1.23, lo cual permite brindar una perspectiva de su capacidad de pago a corto plazo, pues se calcula como el cociente entre sus activos y pasivos corrientes. En cuanto a su nivel de endeudamiento, este presentó 61.07%, el cual permite medir la proporción de deuda que la empresa soporta frente a sus recursos propios, siendo obtenido como el cociente entre sus pasivos y activos.


3. Descripción de la emisión

Se emitieron bonos ordinarios, bajo la modalidad estandarizada mediante oferta pública a un plazo de 3 años. Fueron inscritos en la Bolsa de Valores de Colombia al igual que en el Registro Nacional de Valores y Emisores. El mecanismo de adjudicación fue subasta holandesa; donde los interesados en adquirir los bonos presentan su oferta (monto de compra y tasa de interés), y la bolsa se encarga de ir recolectando todas las ofertas de menor a mayor tasa durante todo el tiempo de negociación y se hace corte (aquellas ofertas que no alcanzaron a quedar dentro no son consideradas). Una vez terminado este proceso, se decide establecer como tasa de interés aquella donde se hizo el corte (la menor tasa en donde se alcance el monto de emisión) para cada uno de los ofertantes; sin importar si su oferta contemplaba una diferente. En este caso, la tasa fijada fue del 5.20%, teniendo un bid-to-cover de 1.56x. Esto quiere decir que hubo un gran interés por parte de inversionistas en comprar los bonos, pues este indicador se calcula como el cociente entre la cantidad de ofertas recibidas y la cantidad de ofertas aceptadas (dentro del corte); de esta manera, dando cuenta de la demanda que se tuvo por los bonos, en otras palabras, este bid-to-cover obtenido indica que los inversionistas estuvieron sumamente interesados y dispuestos a adquirir los bonos. El monto de la emisión fue de 280,000 millones COP y ocurrió el 2 de octubre de 2020. Adicionalmente, la cantidad mínima de inversión se estableció en 10,000,000 COP – 10 bonos; cada uno con un valor nominal de 1,000,000 COP.


4. Propósito de la emisión

El objetivo principal de la emisión fue la sustitución de pasivos financieros. Específicamente, aquellos provenientes de unos bonos emitidos en 2017. Estos, por un monto total de 400,000 millones COP, repartidos en dos series de 3 y 5 años -la primera teniendo vencimiento en octubre de 2020 y por un monto de 279,250 millones COP con una tasa de corte de 7.49% (fija) y bid-to-cover 1.98x; mientras que la segunda por 120,750 millones COP con una tasa de corte del IPC + 3.98% y bid-to-cover 3.11x (vencedera en 2022)-.


5. Calificación de la emisión

La calificación que obtuvo la emisión por parte de Fitch fue AA-(col), la cual denota “expectativas de muy bajo riesgo de incumplimiento en relación a otros miembros u obligaciones en el mismo país”. Asimismo, precisa que “el riesgo de incumplimiento difiere sólo ligeramente del de los emisores u obligaciones con las más altas calificaciones del país”. (Rating Action Commentary, 2020). Esta puntuación fue asignada con base en actividades y aspectos clave de la empresa en el momento. Entre estas destacan las siguientes: pertenencia a Grupo Argos -brinda una vista positiva en cuanto a su compromiso de soportar la estructura de capital de Odinsa en caso de ser requerido-; las concesiones del Emisor, específicamente las aeroportuarias, se han visto sumamente afectadas por la coyuntura actual, y, finalmente, su amplia experiencia en el sector.







Referentes:











31 views0 comments