• Ricardo Chavez Serrato

Los token no-fungibles, su comercialización y futuro.



En la actualidad Fintech, la creatividad es el único constreñimiento de los visionarios que buscan expandir las oportunidades de intercambio y obtener beneficios de ello. Durante los últimos meses se han dado caso de artistas que venden sus producciones de manera digital hasta coleccionadores de tarjetas de Pokémon digitales cuyo valor de intercambio sobrepasa los miles de dólares.


¿Qué es un NFT?

En corto, un NFT es una unidad digital sin par que puede ser intercambiada o vendida de acuerdo a su valor. Cabe detenerse ya que conviene desagrupar las palabras no-fungible y token para entender esta definición. Un objeto no-fungible es único en características y en existencia. Un ejemplo de no fungibilidad es La Mona Lisa de Da Vinci dado que no existen dos Mona Lisas para ser intercambiadas entre ellas. Por su parte, un token es cualquier tipo de unidad digital que puede ser vendida o intercambiada. Agregando, algunos ejemplos de estos NFT incluyen el arte digital, música, coleccionables, grabaciones de video.


¿Cómo obtiene valor y cómo se explota un NFT?

A diferencia de bienes convencionales de consumo, un NFT obtiene su valor a través de la confianza de que el token es único y aceptado por una comunidad de coleccionistas. Precisamente, el NFT se almacena usando un blockchain, un gran historial de transacciones digitales complejo de modificar individualmente, que certifica las transacciones previas del token.


No existen limitaciones en cuanto a las cantidades de NFT que pueden existir. Sin embargo, si un emprendimiento consiste en subir fotos de internet de la Mona Lisa y venderlas como NFT, seguramente no sea el más fructífero. La razón subyace en la confianza y aceptación de la comunidad coleccionistas de NFT, por lo que es poco probable se vendan las copias digitales. Ahora bien, si el museo de Louvre decide crear un NFT de la Mona Lisa la historia es diferente, pues las ganancias de su comercialización serán mayores que la venta de mis copias digitales dada la confianza y aceptación de esta institución.


Profundicemos más en el Blockchain. Si lee este articulo seguramente habrá oído mencionar el término. De manera breve, un Blockchain es el apilado de información concerniente a transacciones. Al igual que apilar ladrillos, no se puede remover, sustituir o modificar uno de los ladrillos (en nuestro caso información transaccional) sin modificar los demás de encima. De ese modo, la información registrada de los NFT en Blockchain es no modificable lo que les permite a los agentes del mercado identificar la información de dueño del NFT, así como sus transacciones previas. En ese orden de ideas, la descentralización que ofrece Blockchain garantiza la transparencia y reconocimiento del propietario del token lo que le permite comercializar el uso del NFT o su venta como cualquier bien enajenable.


El mercado de los NFT

De acuerdo con varios medios dedicados al tema, estimaciones ubican las ventas de NFT para el primer semestre del 2021 en 2.5 billones de dólares en contraste con la cifra de 13.7 millones de dólares del año anterior. Estas cifras exponen la explosividad y el crecimiento del mercado de los NFT que le permite tanto a coleccionistas como creadores digitales aprovechar nuevas oportunidades de intercambio.


Para entender un poco de los bienes que circulan el mercado de los NFT a continuación, se exponen algunos de los tokens con mayor valor en el mercado. Hace poco se hizo conocido que Jack Dorsey, fundador y CEO de twitter vendió su primer tweet por un valor de 2.9 millones de dólares. Interesantemente, para los seguidores de las cryptos, el perro emblemático de Dogecoin fue vendido como NFT por un valor de 4 millones de dólares. Finalmente, el NFT con mayor valor de mercado es Everydays, una recopilación de las obras de Mike Winkelmann, conocido artísticamente como Beeple, que se subastó por una cifra de 69 millones de dólares.


El futuro del mercado de los NFT

Por lo que se observa de los tokens con mayor valor que se tranzan en el mercado, se reconoce que los hitos culturales juegan un papel fundamental en el precio por los que se intercambian. Por esa razón, a medida que se usen estos mementos, es probable que el mercado se desacelere. Sin embargo, este hilo de pensamiento es contrarrestado por empresas como Facebook que rumoran la posibilidad de incluir NFT dentro de su servicio de billetera digital.


En ese mismo hilo, la facilidad de plagio que sufren los pequeños creadores digitales puede desincentivar la creación de NFTS y generar un mercado de imitaciones. Esto puede ocurrir dado que carecen del reconocimiento de personalidades como Jack Dorsey para solidificar su token y generar la confianza necesaria en los compradores. En ese sentido, urge una regulación de propiedad intelectual internacional que incentive a los ofertantes a crear NFT y que castigue a los imitadores que se lucren de los logros ajenos.


A modo de opinión, los NFTS seguramente continuaran su explosiva expansión en el corto plazo. A medida que se adelantan debates en las instituciones legislativas de los países sobre las necesidades de regular las cryptos, las restricciones sobre el mercado de los NFT se van a presenciar. Sin embargo, a costo de este crecimiento de corto se proporcionan igualdades ante la ley de los agentes del mercado lo que incentiva y genera sostenibilidad de crecimiento a largo plazo. Finalmente, a pocos años del reconocimiento frenético de este mercado ya se rumorea una posible expansión en los mercados inmobiliarios lo que deja en explicito que el crecimiento de este mercado depende de la creatividad en uso de los NFTS que los agentes puedan identificar.

33 views0 comments