El impacto de WeChat en China

WeChat se ha convertido en uno de los servicios más importantes para la vida cotidiana en China. La empresa de tecnología Tencent creó la aplicación que debutó en el 2011 con servicios de mensajería instantánea y que gracias a su crecimiento exponencial   hoy tiene 1330 millones de usuarios activos. Más del noventa porciento de estos son habitantes de China. 

 

 

 

Hoy en día la plataforma además de ser la tercera red social más grande del mundo, ofrece muchos otros servicios. Pedir un taxi, comprar boletas de cine, tiquetes de transporte público, acceso a cuentas bancarias, pagar impuestos, agendar citas medicas y muchas otras funcionalidades más. Para lograr esto, WeChat ha tenido que trabajar en conjunto con el gobierno de China, recibiendo subsidios y aceptando participación activa del gobierno en temas regulatorios de la aplicación, y con empresas y comercios que han poco a poco integrado el sistema de pagos electrónicos llamado WeChat Pay, convirtiéndolo en uno de los servicios más impactantes y cruciales que maneja la aplicación. Quizás lo más notable es que este medio de pago no necesita a terceros para su operación. Por otra parte, la facilidad de uso y la gran acogida de los comercios ha contribuido en el éxito extraordinario de WeChat Pay, convirtiéndolo en el principal medio de pago en las grandes ciudades. En total, las transacciones de pagos móviles durante 2017 tuvieron un valor de $ 16 billones de dólares. 

 

 

 

Claramente esta plataforma es usada en el día a día en China. Ha traído muchos beneficios para la población, incluyendo una forma fácil de pagar y de transportarse, y un lugar único en donde se puede encontrar un sinfín de servicios que facilitan inmensamente aspectos de la vida cotidiana. Sin embargo, es necesario cuestionar los orígenes de WeChat y su afiliación con el Gobierno Chino, pues es preocupante pensar que una compañía con tanta influencia y conocimiento sobre la población pueda llegar a estar controlada por importantes actores políticos en el país. Este temor no está muy alejado de la realidad, pues Tencent, la compañía a cargo de WeChat obtuvo un puntaje de  0 sobre 100 en un informe realizado por Amnesty International que evaluaba la protección a libertad de expresión, y la seguridad del cifrado de los mensajes dentro de los servicios de mensajería que ofrece WeChat. Adicionalmente, se han realizado múltiples intentos de crear un sistema de identificación electrónico que funcione a través de WeChat y que más adelante permita reemplazar en su totalidad el uso de tarjetas de identificación. Estas iniciativas, junto con sistemas de reconocimiento facial dentro de la aplicación y un manejo de datos supremamente reservado resulta preocupante para un sector de la población en China y para expertos en seguridad y privacidad de datos. 

 

 

 

Si bien existe una prevención hacía WeChat, es necesario resaltar que esta aplicación es un ejemplo magnífico del alcance que puede tener Fintech, en este caso demostrando como la tecnología puede convertir un sistema complejo de transacciones y pagos en un mecanismo ágil, conveniente y seguro para realizar todo tipo de compras en una multitud de comercios. La aplicabilidad de Fintech es incuestionable, y casos como estos rectifican esa realidad.

Please reload

Our Recent Posts

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

 

©2018 by Finance and Investment Club Uniandes.